Una nueva etapa

En EDITORIAL

En tiempos de narrativas dispersas —desde el auge del sonoro a la in- mediatez de audiovisual—, la pervivencia de una revista, sea cual sea su contenido, con tiempos de publicación precisos, debe de ser escrutada constantemente. Tras haber rebasado los 200 números hace poco más de un año, y con cinco lustros a cuestas, Asomarte se rediseña para ser una revista que pueda leerse, además de consultarse.

 

En esta nueva etapa —tal y como hemos conversado con los colaboradores—, nuestra intención es hacer de Asomarte una revista más personal y subjetiva. Por ello, contempla cinco nuevas secciones: un artículo cultural que responda a la pregunta qué hacer en Querétaro, a partir de un evento del mes; uno turístico que responda a la pregunta a dónde ir, alrededor del patrimonio cultural, natural, intangible o mixto; un perfil a modo de narración «atmosféri-

ca» de la profesión de una persona y los lugares que frecuenta y habita; un artículo de opinión —el texto más libre de la revista—; y, finalmente, una sección a la que hemos llamado «Panorama», donde tendrán cabida apartados breves como noticias, invitaciones a eventos próximos, reseñas de libros o platillos, entre otros.

 

Creemos que el turismo está entensión entre los sitios que alojan la historia —una calle, un museo, una antigua ruta— y el reconocimiento de las transformaciones de los pueblos y ciudades: nuevos atractivos, nuevos platillos, nueva industria. Por ello, consideramos que uno

de los valores de una revista, dada su periodicidad, debería ser el registro del cambio del tiempo. De ahí que las revistas se rediseñen para así representar el desarrollo de la sensibilidad de una época. Además de una «publicación periódica» alrededor de varias materias, la palabra revista puede referir a ese examen cuidadoso, a una serie de cosas que constituyen, por ejemplo, el presente, y eso es justamente lo que invitamos a hacer: una segunda vista a nuestro estado.

Los editores.

Te pueden interesar también

Abril entre páginas de libros, bailes y viajes al pasado.

EDITORIAL

Abril no necesariamente es el mes más cruel.

Leer ahora
La Araña

EDITORIAL

Por el gusto a los comics o a la cultura pop, este mes es para ser pequeño de nuevo.

 

Leer ahora
Probando bancas y disfrutando lecturas

EDITORIAL

No hay tarde aburrida si estás en Querétaro o en Pinal de Amoles. ¡Descúbrelo!

Leer ahora